Crónica y Fotogalería | El Mató a un Policía Motorizado | SALA.

MeloMagazine mx26/10/201810min
01-6.jpg

Presentación del disco La Síntesis O’Konor… 

Uno de los mejores actos en vivo de Latinoamérica….

Crónica: Ángel Santillan | @angelchantilli

Fotos: Bernardo Ameneyro Esquivel | @nayoameneyro

#SALAPuebla

Él Mató a un Policía Motorizado regresó a la Ciudad de México por segunda ocasión luego de formar parte del cartél del festival ViveLatino este mismo año y dar otro show en Caradura, mismo año en el que también hicieron una escala en Guadalajara para tocar en el festival Coordenada hace un par de días.

El amor de los fanáticos por la banda originaria de La Plata, Argentina, se vio innegable e impresionante al casi lograr llenar el SALA. Las puertas del recinto se abrieron desde las 8:00 pm, y así, durante más de una hora, pocas almas estaban congregadas adentro en la siempre insoportable espera por tu banda favorita.

El panorama lucía triste y en algunos momentos llegamos a pensar no se llenaría y sería como el año pasado que se presentaron en el ForoIndie Rocks! donde poca gente los disfrutamos.

Afortunadamente la gente se hizo sentir para abarrotar el SALA a pocos minutos de iniciar el show, que así, entre chiflidos y gritos generados por el retardo de diez minutos por los argentinos, dio inicio a las 10:10 pm.

Muchas gracias a todos por estar aquí“, fueron las primeras palabras de Santiago Motorizado, líder; vocal, bajista y compositor, entre gritos de hombres y mujeres que se mezclaban como “¡Vamos, Santi!“, “¡Te amo, Santiago!”, entre otros más que fueron introducción para Magnetismo, el primer tema que también es la apertura de su álbum La Dinastía Scorpio, y seguir con La Síntesis O’Konnor, un tema alegre y lleno de vida, sin vocales, que da nombre a su más reciente material de Él Mató y que aún siguen promocionando en está gira.

La muchedumbre enloquecía y cantaba a todo pulmón en cada tema, uno tras otro, como en aquel combo de El Tesoro y Terrorismo. Santiago, al término de cada canción, sonreía y levantaba ambos pulgares y decía “bien, muy bien. Gracias“. Se limitaba a hablar muy poco, beber agua, y dejar todo de sí en el escenario.

Ahora imagino cosas y Amigo Piedra también hicieron retumbar el SALA para después calmar las aguas con Excalibur y su pequeña duración que se conecta a Mundo Extraño, otra de las mas coreadas y grabadas por celulares.

La finalización de la primera parte fue energía absoluta con Mujeres bellas y fuertes y El fuego que hemos construido con sus aires de ser un track shoagaze lleno de efectos de guitarra entre sus riffs.

La agrupación, después de aquel encore de unos minutos, volvió y siguió deleitando a sus fanáticos con MadreFuego, Destrucción y Yoni B, todas sumamente cantadas y aplaudidas. “¿Se la están pasando bien?“, preguntó Santiago; a lo que todos respondieron con una ovación y pidiendo más canciones, entre esas peticiones, Chica de Oro y Chica Rutera, que fueron tocadas en un clímax total de emoción.

Mi próximo movimiento 
fue la rola que dio cierre al setlist de 24 canciones que Él Mató a un Policía Motorizado se rifó en una noche plena en el SALA, con una banda que cada vez tiene más fanáticos y que siempre dan todo de sí en directo.

Una vez más, y sin duda, Él Mató demostró ser uno de lo mejores actos en vivo de toda Latinoamérica que todo mundo debería ver al menos una vez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *