Reseña y Fotos | Mercado Negro Music Fest | Mercado Negro Music Fest.

MeloMagazine mx25/02/201825min
01b-7-1024x683.jpg

Primera edición del Mercado Negro Music Fest…

 

por: Bertha Borrego Saráchaga | @mariabertha3

Bernardo Ameneyro Esquivel | @nayoameneyro

#MercadoNegroMusicFest

La noche del pasado sábado 24 de febrero se llevó a cabo primera edición del Mercado Negro Music Fest, en la Carpa Astros, un festival definido como obscuro, introspectivo y con calidad musical, a lo que estamos total y completamente de acuerdo en el segundo y tercer adjetivo pero con el primero no mucho tomando en cuenta la luminosidad que provoca la curaduría de un evento incluyente donde bandas independientes con reconocimiennto a nivel nacional, convivieron con otras que pican piedra en la escena local.

Así, mientras ya se planea un curso intensivo de cómo izar el lábaro patrio a los militares encargados de acompañar a su presidente en eventos pomoposos, decidimos no enterarnos más de chismes gatitos como ese o el que algunas ratas ya tienen en la mira nuevos cargos públicos mientras planean la graciosa huida del barco que se hunde y decidimos pasar una tarde noche harto agradable con propuestas y/o reencuentros de un público ciertamente poco nutrido pero sí bien entregado de lo que ocurría arriba del escenario del otrora circo.

Luego de endosar a los críos y sortear el tránsito de una nublada ciudad, llegamos justo a tiempo para disfrutar de la presentación de Yokozuna, banda de rock integrada por los hermanos José Antonio y Arturo Tranquilino (batería y guitarra, respectivamente) rifaron con su ruido por momentos psicodélicos con temas como “No Mames Que Todavía Sigues Aquí” y “Mañana Estaremos Muertos” con harto sentimiento ponchado.

El siguiente turno fue para el maestro cantautor Gerardo Enciso a quien no habíamos tenido oportunidad de escuchar en directo para atestiguar el por qué se le considera un artista de culto y dar cuenta del valor poético de su lírica; un respiro y acto de introspección obligado para el respetable que se dio cita puntual en el venue de Calzada de Tlalpan para llevarse en la memoria las interpretaciones de temas como: “Amo a mi país“, “Daga““Mírame desaparecer” y la chulada de  tema “Los Tiempos Cambian“; sin duda provocación suficiente para clavarnos más en su obra y parar oreja a la diléctica de este roquero que se ocupa en retratar la cotidianeidad que nos contextualiza a todos.

Momento de regresar al ruido, impacto visual y uno de los actos en vivo con mejor performance de la escena llamada emergente: Descartes A Kant, banda de rock bipolar esquizoide integrada por Sandrushka, Dafne, Ana Cristina, Memo, Androv y Jorge quienes rifaron temas de su más reciente material Victims of Love Propaganda junto con temas de sus otras dos producciones: “Maniqui Bordello”, “Suckerphilia”, “Lovely Lips”, “Motion Pictures Dream Boy”, una verdadera chulada de punk avant garde que te hace recordar que tenemos tripas y circula sangre por las venas.

Continuaron con “All Monsters Are Human”, “Until The Day We Die”, “Suppertime Rules”, “Crime Scene”, “Hello Tarantino” y “The Robbery”.

Momento de saludar a nuestros compas de El Fausto, banda de rock independiente, integrada por Miguel, Raúl, Enrique y Aldo quienes cada vez que los topamos vemos con gran agrado que se escuchan cada vez mejor, la evolución es notoria y su actitud de respeto al tratar de conquistar al público es digna de aplaudir.

El set elegido para la noche fue extraído de su disco homónimo debut de donde se desprenden temas como “Protomártir”“Gato”“Dulces Formas”“Puño de Tierra”“No sé escuchar”“Héroes”“Uno Más”, dieron cuenta de su estilo crítico contestatario donde el fuerte apego al blues rasposo, provocó un entendimiento inmediato con el respetable.

Luego de unos minutos, llegó el momento de reencontrarnos La Barranca, una de las mejores, sino es que la mejor banda de rock nacional, encabezada por el maestro José Manuel Aguilera quien ha aprovechado el buen momento de la banda y el segundo aire (si cabe la expresión) de discos con más de 20 años de existencia; un verdadero paseo onírico a través de paisajes que transitan a través del El Fuego De La Noche y la Tempestad.

Sin duda una de las bandas íconos de la escena underground, donse asegura, la música de rock siempre ha estado y la consideran una especie de club privado con un dejo de clandestinidad, conceptos que representan a la perfección de qué va el Mercado Negro Music Fest, una propuesta diferente que responde con calidad a esta festivalitis o fascinación por tratar de encontrar el lado comercial a lo que por origen no se contempla que lo tenga y sino basta escuchar en directo temas como “Día Negro”, “Chan Chán”, “El Alacrán”, “Cuervos”, “El Síndrome”, entre otras que hicieron vibrar los alrededores de la colonia Postal.

Por último llegó el turno de poner a prueba al staff técnico de instrumentistas que sacaron con algunos pequeños contratiempos la producción, un reconocimiento a estos señores que viven de una manera muy particular el rock y se ve en su actitud lo que difícilmente se encuentra en otro equipo de trabajo: el compromiso y vergüenza profesional que solo la gente con preparación y amor al trabajo tiene; nuestro más sincero reconocimiento a estos gritones estresados que sacan cualquier pedo sin importar la dificultad del mismo.

Así llegó el turno de que Salvador Moreno, Oswaldo y Omar de León, Felipe Maldonado, Jose Luis Escamilla (Pepo) subieran al escenario para dar cátedra lo que a sonido e intensidad se refiere, estamos hablando de La Castañeda que desde la década de los 90, se han dedicado en cuerpo y alma a hacer de la independencia, la autogestión y la terquedad un modo de vida; por eso son considerados estandarte de esta manera de hacer música que a pesar de que últimamente todo el mundo utiliza el término, ellos fueron uno de los primeros casos: honestos.

El repaso habitual de temas clásicos llegó con la noche fría temas que se volvieron parte del soundtrack habitual: “Cenit”, “El gusano”, “Noches de tu piel”, “El Loco”, entre otros, todos temas que invitan a explorar más allá de nuestros límites.

Una verdadera chulada de festival con música cerebral hecha con los huevos…

Yokozuna

Gerardo Enciso

Descartes A Kant

El Fausto

La Barranca

La Castañeda