Reseña y Fotos | Rock en tu Idioma Sinfónico Vol. 2 | Auditorio Nacional.

MeloMagazine mx06/02/201913min
51344450_10218769441965452_3351744979755073536_o-1-1280x897.jpg
Noche de nostalgia, rock y buenos amigos…
Rock en tu Idioma Sinfónico Vol. 2

por: Bernardo Ameneyro Esquivel | @nayoameneyro

FOTOS CORTESÍA CÉSAR VICUÑA

#RockEnTuIdiomaSinfónico

#RockEnTuIdiomaSinfónicoVol2

#RockSinfónico2

Tomando en consideración que la música es vacuna para el alma, ayer completamos toda la cartilla para buena parte del año con una noche de éxitos que han sobrevivido más de de tres décadas y no solo eso sino que mutaron y renovaron su importancia con adornos musicales de primer nivel con la aportación de la Camerata Metropolitana, la orquesta independiente de música clásica, fundada por el Director de Orquesta Humberto López que sumó grandes arreglos musicales a temas que hemos escuchado hasta el cansancio, agregando detalles grandiosos, logrando darles un nuevo rostro de intensidad, dramatismo, pulcritud, y atmósferas sonoras que hicieron un verdadero ejercicio lúdico con el público respetable que sumó el importantísimo elemento emocional a grandes temas que fueron reversionados para volverlos a hacer igual de impactantes que cuando vieron la luz.

Así, la noche del jueves 31 de enero 2019, asistimos gustosos al Auditorio Nacional para ser afortunados testigos, del porqué del éxito del ensamble Rock en tu Idioma Sinfónico, comandado por el músico Sabo Romo, que ofreció un explosivo show con temas como “La Ruta Del Tentempié”,“El corazón de Neón” de Orquesta Mondragón “Solo Por Hoy” con Hugo Rodríguez, vocalista de Azul Violeta, banda de rock mexicana icono de la autogestión y la década de los 90.

Continuando con la rutina de recibir invitados cada dos temas: Sergio y Humberto de Neón… a quienes según recordó Sabo, les abriera su entonces Banda Proyecto llamado Caifanes, la noche de un 11 de abril de 1987 en el Rockotitlán

“Es tan fácil romper un corazón” de Miguel Mateos y otro de su autoría “Juegos de Amor, mismo con el que comenzó a cimbrar el foro de Paseo de la Reforma. De Leoncio Lara de Bon y Los Enemigos del Silencio“Voy a Buscar” y de Alaska y Dinarama“Ni tú Ni Nadie”, con la aportación de María Barracuda.

“Beber de Tu Sangre” con Kazz de Los Amantes de Lola, quien gracias a su gran voz, arrancó los primeros respiros perturbadores de propias y extrañas…

Con Sergio Arau de Botellita de Jerez“Alármala de Tos”con Cecilia Toussaint“Kumbala”, una verdadera joya donde acaba arreglo aumenta la intensidad y dramatismo dela historia que como Muchas, nacieron en la noche donde conviven la música y la pasión. También con la señora Toussaint: “Carretera”, una bella reversión de un tema que demuestra que la intensidad no está ni tantito peleada con la clase y la elegancia.

Con Lino Nava Héctor Quijada de La Lupita en el escenario: “Paquita Disco”; continuaron con la maravilla de “Mátenme Porque Me Muero”, de Caifanes con Andrea Echeverri de Aterciopelados… increíble que a esta hermosura de canción que cuando uno pensaría que no necesitaría nada, nos impresionen con arreglos de una camerata, algo inigualable.

En su segundo tema, también con También con la encantadora Andrea Echeverri“Bolero Falaz”.

Con Piro de Ritmo Peligroso“Marielito” “Lobo Hombre en París”, un cover de La Unión, donde también sumó su voz Leonardo de Lozanne de Fobia quien también rifó con el tema “La Muralla Verde” de Enanitos Verdes “El Diablo” de Fobia.

Con José Fors de Cuca… “Son del Dolor”; siguiendo con la invasión tapatía: Cala de Rostros Ocultos con el tema “El Final”.

De Víctimas del Doctor Cerebro“El Esqueleto” con Abulón en medio del público arengando al público para que brincaran con las luces de sus teléfonos prendidas, una chulada; para terminar rindieron un homenaje a Gustavo Cerati con el tema “Cuando Pase El Temblor” de Soda Stéreo.

Noche de nostalgia, de balance sonoro entre los análogo y lo digital por las armonías aportadas a temas por todos conocidos, gracias al trabajo de músicos melómanos que en voz del patrón Sabo Romo, crecieron juntos y como los buenos vinos, encontraron el balance perfecto entre un nutrido ensamble que incluyó cuerdas, metales, percusiones de la Camerata Metropolitana, coristas y claro, los instrumentos enchufados o eléctricos de una banda de rock con alma noventera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *